Sostenibilidad e impacto

¿Interesan los ODS a las empresas?

La Agenda 2030 marca el camino de la sostenibilidad en los próximos años. Su acierto es que está consiguiendo movilizar no solo a los gobiernos, sino también a la sociedad en general. Esta es una de las principales virtudes de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) frente a los Objetivos del Milenio.

El mundo empresarial parece también mucho más movilizado y comprometido con los ODS. De hecho, la capacidad de innovación y desarrollo económico de las empresas es crucial para alcanzar a tiempo los objetivos propuestos. Con motivo de la celebración en Septiembre del 4º Aniversario de los ODS, aprovecho para hacer algunas reflexiones sobre los ODS en España y el avance de la Agenda 2030.

Hace falta acelerar el ritmo para cumplir la Agenda 2030

Queda camino por recorrer. En España, el “SGD Index and Dashbord report 2019”, apunta a que avanzamos positivamente. Ocupamos el puesto 21 de 162 países y hay compromiso político e institucional. Sin embargo, aunque mostramos avances importantes, como muchos otros países, suspendemos en la lucha contra el cambio climático o en industria, innovación e infraestructuras.

Las empresas han comenzado a considerar los ODS. Un 85% de las empresas del Ibex los mencionan en sus Memorias Anuales. Y un 55% dicen que lo han integrado en la estrategia. Pero el avance es principalmente cualitativo. Faltan progresos en la medición y cuantificación de estos avances. Y falta también que la Agenda 2030 se incorpore definitivamente en el lenguaje y decisiones de la Alta Dirección. Solo un 7% de los CEOs del Ibex mencionaban los ODS en su carta de introducción en la Memorias Anuales.

La trasparencia avanza y ayuda a impulsar los ODS

Si duda, los requisitos de trasparencia van a ir a más. La Ley 11/2018 está forzando el paso con la obligatoriedad de aportar información no financiera, lo que resultará en una llamada a la acción. La disponibilidad de información permite la comparabilidad y puede convertir la información no financiera en ventaja competitiva y diferencial. Todo esto puede ayudar a impulsar el avance de la Agenda 2030.

 Más requisitos de trasparencia llegarán en el futuro, por ejemplo:

  • informes sobre los riesgos financieros del cambio climático, tal como recomienda el TFCD o propone el Borrador de Ley de Cambio Climático 
  • obligación de reportar la brecha salarial en los nuevos planes de igualdad a partir de 50 empleados
  • obligación para los inversores de informar sobre sus políticas de inversión y la consideración de los aspectos ESG, que harán elegibles o no a las empresas para su cartera de inversión 
  • posible información sobre la huella de plástico, donde vemos que los consumidores están cambiando decisiones de compra hacia productos con envases más sostenibles, etc

La regulación, los mercados de capitales y también los consumidores están marcando el paso de la agenda de la sostenibilidad, impulsando el cambio. Y esto hace avanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Compromiso de las empresas con la Agenda 2030

Desde el Grupo Español de Crecimiento Verde (GECV), del que me siento orgullosa de ser miembro fundador, estamos comprometidos con los retos globales y con la Agenda 2030.

Para confirmar públicamente nuestro compromiso con los ODS, hemos lanzado un Manifiesto de apoyo a los objetivos climáticos ambiciosos y a la Agenda 2030, apoyado por CEOs del GECV y la Alta Comisionada de la Agenda 2030 del Gobierno: «El crecimiento verde, impulsor de los ODS de la Agenda 2030». Afirmamos que «el crecimiento verde crea puestos de trabajo, empleo estable, aumenta la competitividad y asegura los recursos naturales de los que depende la economía». Nos comprometemos a la difusión de los ODS, a impulsar alianzas y a proponer soluciones que contribuyan a la consecución de los grandes retos ambientales del planeta.

La involucración del mundo empresarial con la Agenda 2030 no es solo por compromiso y responsabilidad. Se abren también enormes oportunidades de negocio (cifradas en más de 12 billones de dólares hasta 2030) para soluciones, servicios y productos que nos ayuden a avanzar hacia una economía baja en carbono y circular y una sociedad más justa y sostenible.

Aquellas empresas pioneras que integren la Agenda 2030 y la sostenibilidad en su estrategia, son las que lograrán mantener su competitividad y liderazgo en el futuro. De otro modo, corren el riesgo de desaparecer y quedarse fuera del mercado o del radar de preferencia de sus consumidores.

Mariluz Castilla Porquet

Sustainability Senior & Board Advisor

Email : sostenibilidad@mariluzcastilla.com

Blog : www.mariluzcastilla.com

Gracias por dejar un comentario